jueves, 13 de julio de 2006

INFP Idealista (Apolíneo, Colérico) Abogado Sanador



-Sentimiento introvertido

-Intuición extravertida

-Sensación introvertida

-Pensamiento extravertido



Eneotipo 9 – 7 – 1 / Signo Libra – Acuario – Cáncer


Gente de valores profundos y que lucha por sus ideales, aunque de manera apacible. Quijotescos. Mantienen toda la vida una capacidad de maravillarse de todo que difícilmente se marchita, que les viene de su aptitud para captar los trasfondos digamos sobrenaturales, esenciales, arquetípicos, de las cosas. Gustan de formar un grupo de trabajo con intereses en común, donde se esmeran en encontrar un lugar para cada persona, de armar y pertenecer a su comunidad, su secta, que en la juventud puede ser una pandilla callejera y en la madurez una ONG de ayuda al tercer mundo.

Trabajan tenaz y tranquilamente por lo que les interesa, relacionándose con los demás con buen sentido del humor, aunque a veces son crípticos para el entorno y pueden quedar marginados. Tienden a la comunicación gestual, simbólica, como si les faltara palabras para expresar la profundidad de lo que sienten y ven.

No les interesan los conflictos, incorrecciones, fallas mundanas y cotidianas a resolver, sino que detrás de ellas los INFP se asoman al mundo arquetípico de la lucha entre el Bien y el Mal. Ángeles y Demonios son parte de la realidad donde ellos se suelen mover.

Optimistas, sienten que siempre ganará la parte luminosa de la Humanidad si nos empeñamos todos seriamente en ello. Ven bondad esencial y se compadecen de cualquier persona, animal o cosa por antipática que sea.

Desde pequeños tienen su mundo de fantasía que para ellos es tan real como lo más tangible. No es raro que el INFP tenga amigos imaginarios.

Se pierden en sus ensoñaciones, sus pensamientos y sus libros. Suelen desarrollar dotes para la escritura, si son capaces de encontrar las difíciles palabras-imagen que necesitan en su comunicación. Su estilo es poético, artístico.

Reservados y tímidos, gustan de resolver sus problemas a solas sin importunar a los demás, aunque de vez en vez gustan de discutir para defender sus ideas, que suelen ser no convencionales y que comparte con sólo un grupo de amigos reducido e íntimo. Pueden ser considerados raros por el entorno.

Autosuficientes, prefieren no pedir ayuda. Tienen un carácter independiente y de valores propios y seguros desde muy pronto, pero no gustan de imponerlo a los demás o de crear disturbios con ello, por lo que a menudo callan, otorgan, aplican el sentido del humor... y siguen con su plan sin que nadie lo advierta y se ofenda. En los conflictos, suelen emplear las demandas y acusaciones indirectas o irónicas.

A pesar de su independencia, no se desligan de sus familias demasiado y retornan de vez en vez al entorno hogareño. Del mismo modo nostálgico, les gusta acumular objetos recuerdo de valor sentimental.

No se rinden fácilmente, aunque con su carácter P, están abiertos a modificar el rumbo y seguir las corazonadas aunque éstas cambien de objetivo visible. Sin embargo, sus idas y venidas no son tan abruptas como en otros tipos. No suelen abandonar del todo un interés o una afición anterior cuando ya están más intensamente volcados en la siguiente.

Pasan mucho tiempo hasta encontrar, después de muchos intentos, su trabajo y su compañero óptimo, porque son muy idealistas y perfeccionistas en esos ideales, y porque como todos los NP, tardan bastante hasta perfilar de forma definitiva en qué consiste eso que buscan exactamente.

Les fastidia todo lo trivial.

Estudian y trabajan mejor en ambientes flexibles, y gustan de ir siempre más allá de la ley y los deberes hasta aportar creatividad y novedad a las tareas. No se fijan en la letra pequeña, y prefieren tratar con normas generales en donde se sientan abiertos a la innovación y la espontaneidad. Se aplican con sumo interés y rendimiento en las materias y temas que les interesan, hasta incluso son capaces de respetar los plazos comprometidos, y no les importa flaquear en los que no.

Básicamente, les gusta hacerlo todo a su estilo.

Para trabajar son adaptables a un entorno gregario pero hasta un límite. Odian la rivalidad y la competencia y que en el grupo de trabajo otros se empleen en objetivos que no van de consuno con el fin global. La burocracia les hastía. Mantienen en reserva el núcleo de su esfera personal y no les gusta depender de sus superiores para actuar o dejar de actuar en su cometido.

Necesitan darle un sentido superior a su trabajo que no sea el mero sueldo. Ellos se interesan y luchan por la idea general, su adaptación a condiciones particulares, la armonía del equipo y el fin último. Son muy perfeccionistas y les resulta muy difícil terminar un proyecto. Lo retocan mil veces y siempre consideran que está abierto para poder afinarlo más.

La posición de líderes les disgusta, y si tienen que dirigir, lo hacen de manera sutil, persistente, teniendo en cuenta los objetivos tanto como la influencia en los demás, pero nunca usando un enfrentamiento directo o agresividad. No son amigos de llamar la atención, e incluso pueden desmerecer y ocultar sus logros para poder seguir estando al margen.

No son ordenados más que en casos excepcionales y en trabajos que necesitan una buena organización para cumplir los objetivos óptimos. En general son despistados, y están imbuidos por su creatividad y sus ideas dejando al margen lo que les rodea. Sin embargo, tienen una fina capacidad para saberse mover con espontaneidad y creatividad en su caos, y usarlo para hallar en él motivos creativos y soluciones espontáneas.

Entre sus ocupaciones favoritas están: profesor de bellas artes, escritor, sociólogo, educador religioso, asistente social, psicólogo, lingüista, abogado.

En sus hobbies son tan perfeccionistas como en todo lo demás, y no es raro que una afición sea la prolongación de su trabajo, o viceversa. Les gustan los temas de entretenimiento que estén abiertos a la investigación, a la búsqueda, a la profundización. Cuando agotan la exploración de un tema, pasan a otro en donde vuelcan todo el interés, pero no abandonando para siempre al anterior. Para entretenerse les gusta ocuparse de sus temas reflexionando, meditando, ensoñando, estando a solas, pero también les encanta compartir con las personas íntimas. Su fino sentido del humor, amabilidad y flexibilidad les puede granjear mucha popularidad en su entorno.

El amor es de profundo compromiso, al que tardan bastante en llegar porque también aquí buscan afanosamente que sus ideales se hagan realidad.

Buscan el lugar ideal, el regalo ideal y el entorno ideal para la primera cita, y así siguen si están seguros de que han encontrado el compañero ideal toda la vida. No les gusta mostrar sus sentimientos, pero sí necesitan que sus amantes se los demuestren.

Cuando la relación se rompe, se deprimen pero no suelen comentarlo con los demás.



Ejemplos: Homero, Virgilio, (Jesús de Nazareth), San Juan, San Lucas, Shakespeare, Longfellow, Carl Rogers, Isabel Briggs Myers. Ficción: E.T.



La Sombra

Pueden absorberse y obcecarse tanto en sus sueños que pierdan de vista la objetividad, los puntos de vista de los demás y la realidad. Pueden inflarse con facilidad y ser poseídos por su faceta profética, persiguiendo e instando a los demás a perseguir sueños que de ideales y elevados que son, son imposibles de real-izar.

A menudo su misticismo les juega malas pasadas, restándoles practicidad y pragmatismo. Su dificultad en encontrar conceptos definidos para comunicarse, a menudo provoca la incomprensión y el malentendido del otro sobre lo que quiere expresar.

Como otros tipos sentimentales, pueden extraviarse de sí mismos ante su incapacidad de decir no y su gusto mártir de poner la otra mejilla a su adversario. Pueden dispersarse intentando agradar a demasiadas personas y sobrecargarse de responsabilidad por ello.

Cuando se niegan la capacidad asertiva de enfrentarse y criticar al otro con el que no están de acuerdo, durante demasiado tiempo, pueden volverse de repente cínicos y criticones ensañados, proyectando en los otros la sombra del Mal contra la que tanto necesitan luchar (Jesús en el Templo). Generalmente, uno de sus más grandes problemas es superar ese miedo al enfrentamiento y la discordia, que les acobarda en múltiples ocasiones, antes de que llegue el estallido final.

Por su perfeccionismo y su carácter intuitivo-perceptivo, que le hace cambiar a menudo de proyecto ideal, suelen tardar mucho en madurar y terminar sus obras esenciales, en poner sus recursos internos en acción y producir resultados visibles. Confían tanto en su mundo interior, pasan tanto tiempo en él y les interesa tan poco la expresión externa, que la producción tangible de su obra suele ser muy tardía. A menudo publican porque un íntimo les insta, les obliga, u ocurre algo que funciona como un ultimátum para hacerlo.
Retrato de un INFJ:
Por Favor, Comprendeme
Los INFJ se concentran en las posibilidades, piensan en términos de principios y llegan con facilidad a determinar sus conclusiones. El pequeño porcentaje de este tipo (1%) es lamentable porque dicho grupo manifiesta una gran energía para fomentar el bienestar de otros y disfrutan cuando se les da la oportunidad de ayudar al prójimo. Estas personas se caracterizan por una profunda personalidad; son en sí mismas complejas y saben entender y tratar a la vez a gente complicada o asuntos de difícil resolución.

Es muy posible que el INFJ tenga visiones de acontecimientos humanos ocurridos en el pasado, venideros o presentes. Si una persona muestra habilidad para entender fenómenos síquicos, es casi seguro que será un INFJ. Los INFJ son capaces de apreciar o Òsentir,Ó en muchos casos, las emociones de otros, incluso antes de que estos últimos se den cuenta de las mismas. Los INFJ llegan a intuir la bondad y la maldad que se desprenden de otros, aunque no sepan cómo llegaron a apreciar dichos aspectos. Sin embargo, cualquier acontecimiento posterior a esa ÒsensaciónÓ parece corroborar la impresión que ha experimentado el INFJ.

Por lo general, los INFJ son buenos estudiantes y logran su propósito académico con una creatividad sin pretensiones. A la vez tienden a ser perfeccionistas que se dedican con excesivo celo a un trabajo que no requiere mayor atención o esfuerzo. No son líderes natos, aunque sí influyen en gran modo entre bastidores.

Resulta muy difícil conocer bien a un INFJ. Su vida íntima es muy rica y activa. Y sólo la comparten con aquellas personas a quienes tratan con frecuencia y les tienen gran confianza. De lo contrario, se cierran en sí mismos. Por su natural tendencia a la introyección, se les puede herir fácilmente al ser mucho más vulnerables que cualquier otro grupo. A veces incluso sorprenden a aquellas personas que creen conocerlos bien ya que, de pronto, en momentos inesperados, se comportan de un modo que sorprende hasta a los más allegados. Y no es que los INFJ sean contradictorios; ni mucho menos, su conducta es consistente y valoran su integridad. Lo que ocurre es que su personalidad resulta compleja y complicada a tal punto que llega a sorprenderles incluso a ellos mismos.

Los INFJ tratan de complacer a otros, para lo cual se esfuerzan en aportar su mejor estado de ánimo sea cual sea la situación. Prefieren estar de acuerdo con las opiniones de otras personas ya que consideran cualquier conflicto como algo desagradable y destructivo. Un INFJ experimenta percepciones extrasensoriales más que ningún otro tipo aunque es verdad que todos son capaces de apreciar dicho fenómeno. Los INFJ experimentan vívidas imágenes que se manifiestan tanto en la memoria como en la intuición, lo cual le da un aspecto genial que otros aprecian como ciertas manifestaciones místicas. Gracias a dicha imaginación los INFJ componen excepcionales y complejas obras de arte en la música, en sistemas matemáticos, en poemas, en dramas, en novelas. De hecho, los INFJ son los tipos más poéticos. Así como un ENTJ no sabe no dirigir, los INFJ deben de intuir. Esta característica se proyecta a la gente, a los objetos, a los acontecimientos, formulando visiones, presagios, imágenes visuales y auditivas de hechos por acontecer. Los INFJ son capaces de comunicarse con personas ausentes.

Copyright © 1990 David Keirsey
Se produjo un error en este gadget.